Nazismo patético, parte 2: China

Siguiendo con este asqueroso tema del nacionalismo, y dejando en paz a México por ahora, toca turno de hablar del caso de China, el caso con el que más contacto tengo en estos momentos. Donde quiera que estés, con quien quiera que hables, si algo caracteriza a los chinos, es que en cuanto a temas nacionales, como pericos, todos dicen exactamente lo mismo, nadie tiene una opinión propia. Cosas como “Tibet/Taiwán/Xinjiang siempre ha sido parte de China” “Veo que te gusta la comida china, es porque la comida china es mucho mejor que la occidental” “los occidentales son todos unos degenerados” y muchos etcéteras. El nacionalismo pulula por doquier, mal endémico de la cultura china que siempre ha mirado a las personas de otros países como bárbaros incivilizados, esto además se ve agravado por la propaganda y la manipulación del gobierno del Partido Comunista Chino, régimen todavía muy comunista en muchos sentidos, que goza abusando de su poder y oprimiendo a diferentes minorías disidentes del centro duro Han.

Es difícil encontrar un caso más extremo y patético de nacionalismo que el chino, los chinos son sin lugar a dudas uno de los pueblos más nacionalistas que hay. Quien haya visto las noticias recientemente se habrá enterado que en la ciudad de Xian, un hombre fue golpeado brutalmente por una turba estúpida y enardecida, ¿por qué? ¡por alta traición, por qué mas! El muy infeliz hombre, chino por cierto, que hoy en día todavía tiene dificultades para hablar a causa de los daños cerebrales que sufrió, se atrevió a conducir su automóvil de marca Toyota en medio de una manifestación anti-japonesa, y con ello se hizo merecedor a que casi le mataran a palos.

Aqui la nota completa: http://en.rocketnews24.com/2012/09/17/chinese-person-dragged-out-of-car-and-beaten-for-driving-toyota-during-anti-japan-protests-%E3%80%90contains-graphic-imagery%E3%80%91/

Este tipo de reacciones estúpidas ni son nuevas en China ni lo son en el mundo, el nacionalismo es así, vuelve estúpida a la gente. Hace un par de años, hubo una enorme controversia en torno a la nacionalidad que debería tener la hija del famoso jugador de baloncesto Yao Ming, dado que la bebé había nacido en Estados Unidos a causa del trabajo de su padre en la NBA. Al parecer, al montón de imbéciles nacionalistas les preocupa de gran manera que la niña no llegue a jugar en el equipo femenino de baloncesto de China, al grado que son capaces de insultar al otrora héroe nacional por no haber hecho que su hija fuera ciudadana china. A lo que llega la gente por “su nación”. Por cierto, esto me recuerda mi niñez, cuando cierto boxeador mexicano, considerado también héroe nacional, fue vencido por uno estadounidense de padres mexicanos, recuerdo claramente que al segundo se le consideró como un traidor y que la gente hablaba de él con odio, la pura irracionalidad.

Una nota sobre la contraversia de la hija de Yao Ming: http://www.jumpshot.sg/2011/05/31/chinese-citizens-react-strongly-to-yao-mings-daughters-nationality/

Otro célebre caso donde el nacionalismo chino se desbordó grotescamente sucedió en el año 2008, un año difícil para las relaciones entre China y Francia, pues hubo dos estallidos de ira popular en China, en contra primero, de unas declaraciones previas a los juegos olímpicos de Beijing, en las que el tristemente célebre Nicolas Sarkozy se refirió a las violaciones de los derechos humanos en el Tibet; y después, en contra de una reunión del propio Sarkozy con el Dalai Lama durante una ceremonia de los premios nobel. Como pueden ver, a los ciudadanos cualquiera de China les ofende de gran manera que se critique a las acciones de su gobierno, sienten una natural filiación con su gobierno, como diría el dicho popular ranchero: “el que por gusto es buey, hasta la yunta lame”.

Pasando un poco de las frases ácidas, voy a darle algo de crédito a mis amigos chinos y aprovecharé para explicar un poco de la historia y la filosofía china, ya que éstas ocasionan que los chinos tengan una natural propensión hacia el nacionalismo. Primeramente, hay que señalar un rasgo clave de la cultura china y de muchas otras culturas asiáticas; su mentalidad basada en lo colectivo, en el grupo más que en el individuo, y en la familia antes que en ninguna otra cosa.

La mentalidad colectivista en China esta fundamentada primordialmente en la filosofía de Confucio, aunque debería aclarar que se basa más bien en una deformación de la filosofía de Confucio, pues si bien Confucio habló de la obediencia, el respeto a los mayores y la lealtad, también se pronuncio respecto a las virtudes que debería tener un líder, algo que se pasa por alto cuando se utiliza el pretexto de la cultura para justificar las acciones abusivas del gobierno chino. Para Confucio el bienestar del grupo es lo más importante y se sobrepone al bienestar del individuo. Un individuo tiene valor gracias al grupo al que pertenece, especialmente gracias a la familia, lo cual contrasta con la visión occidental de que los individuos tienen un valor intrínseco, y son ellos quienes dan valor al grupo.

Esta forma de ver la vida lógicamente facilita el que cierto tipo de acciones represivas se justifiquen “por el bien de la sociedad”, tal y como más de algún chino me lo ha dicho en el pasado: “el gobierno chino hace eso (censura el Internet/prohíbe el falungong/etc/etc/etc) para proteger la estabilidad social de este país”. En el razonamiento anterior queda implícito que los derechos de los individuos son secundarios frente al “bien común”, y también, que todos los chinos deben moverse como un solo ente orgánico en el cual no pueden existir las contradicciones. Es evidente que la mentalidad confuciana es terreno fértil para el nacionalismo por una parte y para el autoritarismo por la otra, algo que llama la atención cuando se vive en China es la fuerte idea que existe sobre los de “adentro” y los de “afuera”, se es o no se es del grupo antes que ser una persona.

Además del confucianismo, otra gran fuente del nacionalismo chino la encontramos en la historia reciente de China. El llamado “Siglo de la Vergüenza” fue el periodo de tiempo entre mediados del siglo XIX y mediados del XX en el cual China fue atacada e invadida por varios poderes extranjeros, forzándole a firmar ciertos acuerdos conocidos como “tratados desiguales” en los cuales China tuvo que otorgar numerosas concesiones, principalmente a los británicos. A partir de los abusos reales que sufrió China, principalmente por parte de los japoneses y europeos, una vez que el Partido Comunista Chino triunfó y se apoderó de China, se inició una amplia campaña propagandística para fomentar el nacionalismo y rechazar todo lo que viniera de fuera.

Hoy en día, charlando con personas mayores es sorprendente como muchas de ellas aún parecen tener simpatía por Mao Zedong, esto a sabiendas de que él solito con sus decisiones y políticas estúpidas ocasionó entre 1949 y 1975 una gran cantidad de hambrunas, matando a más de 40 millones de hambre, y una caza de brujas por el “verdadero comunismo”, que sumió al país en la violencia y destruyó una gran cantidad de riqueza cultural china, tanto material como inmaterial. Si pensamos que incluso en las estimaciones más exageradas se dice que los peores enemigos de los nacionalistas chinos, los japoneses; mataron cerca de 20 millones de chinos, podemos concluir que incluso ellos no hicieron tanto daño a China como lo hizo Mao ¿entonces por qué muchas personas todavía miran con simpatía al loco comunista? Muy simple, primero que nada por la eterna y omnipresente propaganda del PCCh, y después porque dicen que Chairman Mao terminó con el Siglo de la Vergüenza, expulsó a los extranjeros y fortaleció a China. Por supuesto, para los imbéciles nacionalistas el orgullo nacional es más importante que la vida misma, por ello no importa que su líder sea un opresor abusivo mientras sea chino y no extranjero, además de que los muestre fuertes en el exterior. Quizá sería por ese motivo que, en medio del gran fiasco de las políticas del Gran Salto Adelante y con millones de chinos muriendo de hambre, el grandioso líder y libertador del pueblo chino decidió incrementar las exportaciones de arroz… seguro que los hizo ver muy fuertes y orgullosos en el exterior, aunque un poquito flacos a mi gusto.

Bueno con esto concluyo el análisis de los orígenes del nacionalismo chino, como podrán darse cuenta, el nacionalismo chino es producto principalmente de tres factores: la ideología colectivista, el imperialismo occidental y japonés, y, el más importante, el manejo discursivo y propagandístico del PCCh. Ahora, ¿por qué fomentar el nacionalismo es tan importante para el PCCh? Muy simple, porque es la única manera en que dicho partido puede justificar su propia existencia, y sobre todo, porque el nacionalismo sirve para volver imbéciles a las masas, para hacerlas manipulables.

Cabe recordar que hubo dos factores que dieron cierta legitimidad al PCCh en el pasado, el primero fue la reunificación de China tras varias décadas de caos y guerra, lo cual en un inicio dio tranquilidad y relativa prosperidad a las personas. El segundo factor, y el más importante, fue la ideología comunista, misma que decayó en los años 80 con las reformas de Deng Xiaoping y el derrumbe masivo del comunismo en todo el mundo. ¿Cuál es la razón de ser de un partido que se hace llamar “Partido Comunista Chino” cuando el comunismo ha fracasado? Ninguna, pero por supuesto que los adictos al poder y al dinero buscaran de todas las maneras posibles el seguir manteniendo sus privilegios, el seguir parasitando a los verdaderos trabajadores. Por cierto, hay que decir que al igual que sucedió con casi todos los lideres comunistas, los viejos comunistas de la época de Mao Zedong vivían todos como reyes, sus hijos y esposas vivían en un palacio en Beijing muy similar a la mítica Ciudad Prohibida de los emperadores. Hoy en día, noviembre de 2012, esos juniors comunistas conocidos como “los príncipes”, acaban de obtener la mayoría en el comité central del politburo del PCCh, heredando como buenos príncipes el poder de sus antecesores.

 

En ausencia de legitimidad alguna, el partido ha tenido que inventársela, poniéndose la etiqueta de defensores del pueblo chino y afirmando que los países occidentales, al igual que lo hicieron en el pasado, abusarían de China si no fuera por ellos. Justifican sus acciones asesinas y represivas (Tibet, Xinjiang, Falungong, Tian an Men etc) con un discurso en el que afirman que la únicas opciones posibles son el caos o la represión como ellos la llevan a cabo. Es por ello que para el gobierno del PCCh es sumamente provechoso cuando algún país extranjero critica a China de cualquier manera, sirve para decir “mira como estos colonialistas quieren desestabilizarnos otra vez, pero no hay que temer que su grandioso partido comunista esta aquí para defender a China”. En medio de las protestas anti Japón en Shanghái por la disputa de las islas Diaoyu, la policía china acudió a la Plaza del Pueblo, lugar donde se ubicaban los protestantes, para transportarlos de ese lugar a las afueras del consulado de Japón, creo no hace falta decir nada más.

Ciertamente me enferma el discurso y las actitudes nacionalistas, algo que observo con demasiada frecuencia en China. Las naciones son una creación y como tal no vale la pena dividir al mundo en torno a ellas. Mas grave aún es el hecho de que el nacionalismo, tal y como sucedió en épocas nazis, es el arma perfecta para la manipulación de las masas y la legitimación de gobiernos corruptos y opresores. Sólo cuando nos libremos del cáncer del nacionalismo se podrá ver una raza humana más evolucionada y sin las ataduras de esta forma tan desagradable de discriminación y opresión.

VHA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nazismo patético, parte 2: China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s